•  

     

    Marta de 29 años vive con Gordi de 42 desde hace 5 meses, tienen muchos conflictos porque Marta se siente  controlada en exceso. Esto te ocurre?

    Puede ser agradable tener a alguien que nos cele un poco, nos sentimos importantes cuando vemos que todavía causamos ese efecto en nuestra pareja, aunque cuando los celos se convierten en una obsesión que consume es cuando nuestra relación cae en un peligroso juego del cual es complicado escapar.

    ¿Qué es lo que motiva los celos? Los celos surgen de diversas fuentes, una de las más relevantes es la baja autoestima, la persona celosa piensa que no es lo suficientemente buena para merecer el amor de su pareja, por lo tanto el resultado más obvio es que será abandonado por alguien mejor.

    El entorno familiar también contribuye a este miedo, si el sujeto proviene de una familia donde la moneda corriente eran las actitudes celosas de sus padres entre sí, es posible que el patrón se repita en la vida adulta de este individuo.

    Si se han experimentado historia de traiciones, el pasado tendrá un peso fuerte alimentando al miedo en el presente.  Personas quienes padecen trastornos de personalidad como los histriónicos, paranoides y narcicistas son más propensas a padecer de celotipia (celos irracionales, intensos, obsesivos e infundados)

    Es natural que deseemos ser  únicos, los celos incluso pueden ser  naturales en determinadas ocasiones.

    Aunque también los celos pueden ser vistos como un símbolo de violencia, de posesión desmedida hacia el otro donde esa persona que amamos pasa a ser un mero objeto que debe seguir nuestros caprichos al pie de la letra. Las exigencias, las demandas, desbordan ahogando el afecto de quien padece este castigo.

    Los celos son la manifestación de la ansiedad ante la posible pérdida de nuestro objeto de  amor, causando diversas reacciones que algunos casos incluso pueden llegar a ser violentas y desmedidas. Surgen ideas constantemente de que nuestro amado está con otra persona, hasta pueden interpretarse como incriminatorios pequeños detalles inocentes de nuestra pareja, generándose aún más vigilancia y control.

    Entre las características de un celoso veremos que esa persona tiene una necesidad abrumadora de controlar al otro en su modo de vestirse, hasta en el más mínimo movimiento. Cada salida a solas de su pareja será una guerra, ya que la imaginación del celoso echara a volar. Es soberbio creyendo que él es el único que posee la verdad y que conoce más a su pareja que ella misma.

    Los celos son tan variados como los individuos que los padecen. Así veremos que hombres o mujeres depresivas tendrán reacciones depresivas ante las discusiones por celos. En las personas responsables y dinámicas estas reacciones serán más intensas y fuertes. Los tímidos callaran sus celos, llevando el dolor escondido en su interior. Las personas irritables y coléricas demostraran sus celos mediante actos despiadados que someterán a la persona que aman.

    Quienes deben tolerar una pareja celosa deben esforzarse muchísimo en la comunicación, demostrándole todo el tiempo al otro de que no  hay nada que temer, haciendo hincapié en el amor que se tienen.

    No cedas y no caigas en el juego del celoso, si continuamente estás brindando explicaciones, estás alimentando su obsesión. Sé honesto y claro con lo que sientes, en especial cuando te sientes atacado por el excesivo control o las acusaciones carentes de fundamento. Exige su confianza, así como tú le brindas la tuya.

    ¿ Qué hacer si sufro de celos?

    Si tú eres el celoso piensa y confía en el amor de tu pareja, trabajando en tu autoestima, con el pleno conocimiento de que tú vales lo suficiente como para que alguien no te traicione.

    Ten una vida rica en proyectos y actividades que te causen placer, no hagas que tu vida entera gire en torno al otro, eso solamente generará más inseguridad en ti.

    Ante situaciones que puedan despertar tus celos, debes reflexionar si tu reacción es válida o está siendo por completo desmedida e irracional.

    Ten cuidado con los celos, ya que por tu temor de no perder al otro, en realidad estarás actuando de una manera tal que puedes peligrar de verdad el amor que tu pareja te profesa, no conquistaras a nadie bajo presión ni amenazas, si alguien ha escogido estar contigo no será gracias a tu vigilancia extrema.


    Tags: ,

  •  

    Son muchas las parejas cuyas vidas avanzan por separado y pocas veces se cruzan, salvo para hablar de los problemas de la casa, de los niños y poco más. Se puede aprender a comunicar mejor.

    ¿Dispones a diario de un rato para conversar?, ¿Te resulta agradable conversar con tu pareja?, ¿Te parece interesante lo que te cuenta?, ¿Te escucha con interés?,¿ Os mirais mientras conversais?, ¿Te sientes relajado/a después de hablar con tu pareja?… Si abunda el “no”, alarma, empieza a haber un problema.

    La actitud con que estos primeros problemas se afronten, es crucial para que no acaben por provocar en los dos, desilusiones, frustraciones y en un futuro, el desamor.

    ¿Qué podemos hacer?

    Lo más importante es encontrar un momento diario  para conversar tranquilamente, con un café, una vela, … es decir unos objetos que generen un clima tranquilo y relajado, que invite a compartir.

    Evitar los monológos. La brevedad ayuda a que nuestra pareja no pierda la atención entre los posibles rodeos o reiteraciones. A veces nos quejamos de que nuestra pareja nos interrumpe con frecuencia, pero deberiamos analizar si lo que ocurre es que no encuentra el momento de coger la palabra.

    No interrumpir a tu pareja mientras conversa, incluso cuando no estamos de acuerdo con lo que ha dicho. Interrumpir, transmite la idea, de que no tenemos suficiente interés en lo que dice, pudiéndose sentir infravalorado. Es muy frecuente que las parejas hablen los dos a la vez, más que un diálogo es una lucha de poder para ver quién consigue salirse con la suya.

    Es muy importante hacer saber al otro que nos interesa lo que está diciendo, con preguntas acerca del tema de la conversación, mirada atenta, etc.

    No aprovechar la conversación para sacar “trapos sucios”, sino centrarse en el aquí y ahora. La consecuencia es fatal, así se termina con cualquier intento de mantener una conversación tranquila y productiva desde el punto de vista emocional. A veces se acaba discutiendo de algo que ya pasó y que no nos deja avanzar.

    Empieza tus frases lo más positivas que sepas. Como dice el refrán ” se consigue más con miel que con hiel”. De esta manera no pondremos a nuestra pareja a la defensiva.

    Por ejemplo. ” Estoy contenta por tu interés pero me gustaría pasar más tiempo a tu lado”.

    No es positivo el utilizar expresiones absolutistas del tipo “nunca”, “siempre” o “nada”, sería contraproducente decir: ” Nunca me das la razón en nada”, es mejor utilizar “pocas veces” o ” en algunas ocasiones”. Suena a menor reproche e invita a la comprensión del otro en mayor medida.

    Hay que tener un especial cuidado con los juicios de valor. Ya que suelen herir gratuitamente a quien los escucha. Expresiones como “eres una egoísta” , o ” No te enteras nunca de nada, pareces tonto”. Este tipo de frases hacen que la comunicación sea practicamente nula, ya que disponen al otro a atacar y devolver el daño.

    Ser tolerantes y flexibles con las necesidades de la pareja.

    Huid de la rutina, planificando bien los fines de semana, pasarlo bien alimenta las ganas de conversar.

    La comunicación no verbal  (gestos, expresiones de la cara, mirada, tono de voz, caricias,…) es especialmente importante en la pareja, debemos cuidarla ya que forma parte del lenguaje amoroso. Hablar con las manos entrelazadas, ayuda a entenderse mejor.

    Lupe Vicente. Psicóloga.

     

    Related Posts with Thumbnails

    Tags:

¡Nos interesa tu Opinión!

¿De qué te gustaría que tratase el nuevo artículo?

View Results

Loading ... Loading ...

 

diciembre 2016
L M X J V S D
« feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Categorias Principales: Problemas con la Pareja - El Erotismo en la Pareja - La Comunicacion en la Pareja - El Maltrato Psicologico en la Pareja - Conflictos en la Pareja - Erotismo en la Pareja - Mejorar la Comunicacion en la Pareja - Sexualidad en la Pareja