•  

    Después de un divorcio o separación,se puede optar por formar otra familia, con hij@s de ambos, con menos tiempo, una economía apurada…Aún así vale la pena apostar por la nueva ilusión y proyecto vital!

     

    Con estos cambios familiares actuales, los parentescos se duplican, la família crece rápidamente, ¿cómo se asume?.

    Para tod@s puede haber momentos difíciles, ya que tienen que articularse nuevas relaciones con personas ajenas a la estructura familiar primaria. El mayor esfuerzo lo hacen los niñ@s, aunque su flexibilidad y frescura hace que se adapten facilmente, si los adultos saben establecer el respeto y armonia adecuada.

    Por ejemplo Yésica, es una niña de 9 años, sus padres se separaron hace 4 años. Hasta ese momento era hija única. En la actualidad su madre tiene novio ( con 1 niño de 13 años) y su padre se casó el año pasado y ha tenido mellizos con su actual esposa.

    Cuando Yésica dibuja a su familia en el cole: incluye en el dibujo 3 niños más, “como hermanastros” suyos. No se olvida de su padre y su madre, con sus respectivas parejas , las cuales, como es lógico, a veces ejercen de “padre” o “madre” en el sentido de “educar”. Ya que Yésica convive el fin de semana con su padre biológico que está casado, y entre semana con su madre biológica que convive con su novio.
    Yésica, pide otro folio para seguir dibujando, ¡ Ahora hay más abuel@s!…

    El caso de Yésica es similar al de  450.000 familias en España, segundas familias o familias reconstituidas. Lo que implica un fenómeno sociólogico, que desdibuja el perfil hasta ahora de la familia tradicional.

    Según las previsiones estadísticas, dentro de 10 años, el número de familias con este modelo superará al esquema hasta ahora más habitual de “padre-madre-hij@s biológicos”.

    Los dos modelos familiares son igualmente válidos, ya que son fruto simplemente de las circunstancias de las personas que los conforman.

    ¿ Cómo podemos mejorar el proceso de adaptación en las familías reconstituidas?:

    En primer lugar, no ir con demasiadas prisas para volver a construir un núcleo familiar en el hogar, ya que es más saludable pasar página completamente a todos los niveles (duelos emocionales, reestablecer la estabilidad economía,…), no podemos hablar de plazos, pero se aconseja cómo mínimo 2 – 3 años al ser posible, sobre todo si tenemos hij@s. Es un tiempo prudencial, no exacto, para desarrollar nuestro nuevo yo  (sin el otro miembro de la pareja).

    En verano, Semana Santa, Navidades,… tenemos que estar predispuestos a negociar y tener una alta dosis de paciencia y comprensión.

    Ya que las vacaciones es un momento especialmente difícil. Esto es debido a que los padres biológicos deben repartirse los periodos de tener a sus hijos y que al mismo tiempo esta decisión sea compatible con nuestra nueva vida en pareja, si la tenemos, con nuestro trabajo,…Se aconseja a principio de año preveer todas las vacaciones para no ir a última hora resolviendo estas cuestiones con nuestros ex, con los cuales a veces no nos llevamos todo lo bien que quisiéramos.

    Es muy importante evitar forzar vínculos con los hijos de nuestra nueva pareja, especialmente si convivimos con ellos en vacaciones, etc.

    En primer lugar, como adultos, tenemos que tener en cuenta que para los niños no es fácil tener que asumir el no ver a sus padres juntos, al principio pueden manifestarlo con silencios u enfados o actitudes desafiantes. Deben aprender a convivir con personas sin mucha vinculación y que además tienen otra manera de organizar la casa, otras costumbres,…Por ejemplo: Natalia de 8 años, cuando pasa el sábado y domingo con su padre y la novia de éste, debe acostarse  mucho más pronto que lo haría en la casa d esu madre, ya que las normas son distintas. Por ello deberemos tener en cuenta de “asemejar” las costumbres de as 2 “partes” para que los niños no tengan problemas de habituación o incluso preferencias de padre o madre ( según quien tenga las normas más o menos laxas en el nuevo hogar).

    Favorecer ( sin presionar) los  lazos en el seno de la nueva familia. Para ello:

    -Nunca se deberá hablar mal delante del niño de la familia pasada. Sus raices no deben tambalearse.

    -Cada uno en su lugar, los padres son los padres, y las nuevas parejas de éstos, no los sustituyen, sólo los deben de apoyar en las decisiones filiales.

    -Dedicar tiempos en exclusivas con nuestro hij@, aunque tengamos otra pareja y poco tiempo.Nuestro hijo lo necesita más que nunca.

    -Compartir situaciones placenteras en la nueva familia, el apego se construye con nuevos momentos vividos, no antes.

    -El padrastro o madrastra no debe mostrarse como rival ni como un cero a la izquierda, es encontrar un punto de equilibrio. Éste se consigue charlando mucho con la pareja, y ver que rol es conveniente que se adopte, no dejando este tema a la improvisación.

    -No forzar el vínculo entre hermanastros, tiene que cuajarse de forma natural, los adultos crearemos situaciones que lo favorezcan, nada más.

    -Podemos convivir con personas muy diferentes a nosotros, la diversidad enriquece.

    Jamás hacer…

    - Tener favoritismos con los niños.

    - No poner al niñ@ entre la rivalidad de “dos familias”.

    - No escuchar al niño cuando se siente sólo o triste tras el divorcio.

    - Hablar mal de su papá o su mamá. Son sus grandes amores.

    LUPE VICENTE. Psicóloga.

    www.ayudaspsicologicas.com

    Related Posts with Thumbnails Si deseas realizar una consulta profesional visita: www.ayudaspsicologicas.com

  • 2 Respuestas

    WP_Modern_Notepad
    • Guadalupe Says:

      tengo un gran problema, estoy casada desde hace 8 años yo soy 2do. matrimonio de mi esposo, el ya tenia 2 hijos de su anterior pareja y los dejo cuando tenian 7 y 5 años niño y niña. siento que de alguna forma los obligo a convivir conmigo, ahora yo tengo 2 hijos niña y niño de 5 y 2 años respectivamente sin emb argo tenemos ahorita problemas algo fuertes entre nosotros como pareja. a lo que voy, es que mi hija me pide me suplica ir a la casa de sus hermanos porque alla juega y a mi no me gusta que vayan porque estan chicos y no saben todavia distinguir, yo nunca la he obligado a no convivir con sus hermanos al contrario me encanta siempre y cuando sea aqui en la casa pero no en casa de su anterior matrimonio. estoy segura que mi esposo no busca regresar con su ex, sino que a fuerzas le inculco a mi hija el convivir donde ella quiere pero mi nena es chiquita y todo dice, y no me gusta que los demas se enteren de mi vida que hago.

    • Nettie Joyce Says:

      Para tener intimidad, para tomar decisiones, y para convivir es preciso saber comunicarse, escucharse y respetarse. Para resolver los problemas también. La capacidad de comunicarse y de resolver los conflictos es fundamental para la continuidad de la pareja.

    Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.

¡Nos interesa tu Opinión!

¿De qué te gustaría que tratase el nuevo artículo?

View Results

Loading ... Loading ...

 

diciembre 2016
L M X J V S D
« feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Categorias Principales: Problemas con la Pareja - El Erotismo en la Pareja - La Comunicacion en la Pareja - El Maltrato Psicologico en la Pareja - Conflictos en la Pareja - Erotismo en la Pareja - Mejorar la Comunicacion en la Pareja - Sexualidad en la Pareja